LA BANCA ÉTICA YA CUENTA CON MÁS DE 6.000 AHORRADORES EN EUSKADI

fiare_8La banca ética, ciudadana y cooperativa se abre paso en Euskadi. Fiare y Triodos Bank, los principales referentes de esta forma de entender la banca, que rechaza las actividades especulativas, ya cuentan con más de 6.000 ahorradores.

[Eduardo Auzmendi]. En el caso de Triodos se trata de 5.000 clientes y en el de Fiare de 1.000 socios cooperativistas. Es una de las diferencias entre ambas, ya que en Fiare las personas que proporcionan el capital social pasan a ser socias de pleno derecho. Aunque la viabilidad efectiva y la sostenibilidad del proyecto es importamte, la rentabilidad y el beneficio económico no son el principal objetivo. “Lo que se busca es la rentabilidad social”, señalan los responsables de ambos proyectos en Euskadi.

Peru Sasia, presidente de Proyecto Fiare, asegura a eldiarionorte.es que los proyectos de banca ética suponen “la construcción de una alternativa” a lo que existe en estos momentos. “Aspiramos a convertirnos en el primer banco para quien así lo desee. Única y exclusivamente. Desbancar a lo que se entiende por banca convencional es un proceso muy lento”. Por eso, lo que plantea a la ciudadanía es participar en la construcción de “un circuito económico alternativo”. La filosofía de la banca ética aterrizó en Europa hacia la década de los 90 con la actual Banca Popolare Ética como exponente.

En Fiare, un proyecto de banca sin ánimo de lucro, los fondos se emplean para conceder créditos a actividades que generen empleo e integración social, se preocupen por la ecología y la cuyltura y, en general, favorezcan el desarrollo humano. “Antes de la crisis ya empezamos a notar más personas interesadas en el proyecto, pero ahora vienen más y con mucho interés por conocer los modelos alternativos a la banca convencional. La ciudadanía está más informada y concienciada de las consecuencias del consumo”.

La persona que realiza el depósito en Fiare puede decidir el uso que de él hace la entidad, quedando excluida la especulación financiera o inversiones en actividades insostenibles. “Es vital la transparencia. Todos deben saber para que se emplea su dinero. Incluso se renuncia a los intereses con tal de que el dinero se mantenga seguro y esos intereses se destinen a fines sociales, a proyectos con un impacto social y que redunden en bienestar para la sociedad”.

Los 1.000 socios cooperativistas con que cuenta Fiare en Euskadi suponen prácticamente el 30% del total a nivel nacional. “Fiare surgió en el País Vasco y de ahí que se encuentre más arraigado, pero progresivamente nos vamos extendiendo en el resto de España”, indica Sasia. Otra de las características de Fiare es que es “un proyecto en red”. Es decir, “las necesidades a las respondemos van más allá de un apoyo financiero puntual con un crédito. La importancia radica en el trabajo en red con movimientos sociales del ámbito de la economía solidaria”, como el comercio justo, las empresas sociales y de inserción, la cooperación al desarrollo o la producción y el consumo ecológico.

“HACER LAS COSAS DE OTRA MANERA”

Aunque Triodos puede asimilarse a un banco, regido por las mismas regulaciones que tienen el resto, sus responsables se empeñan en demostrar que las cosas se pueden hacer “de otra manera” en el sector bancario, dentro del sistema y con los mismos criterios que rigen el funcionamiento de otras entidades. Estíbaliz Carrasco, portavoz de Triodos en Euskadi (la organización cuenta con una oficina en Bilbao), resalta que el número de clientes ha ido en aumento desde que se abrió la oficina, en marzo de 2011. “Cada vez los ciudadanos son más conscientes y se hacen más preguntas a la hora de meter el dinero en un banco”

“Lo que tenemos claro en Triodos es que hay que devolver a la sociedad un valor añadido. Y nosotros lo hemos focalizado en dar crédito a las empresas relacionadas con la mejora del medioambiente, con el fomento de la cultura y con el cuidado de las personas”. “Es vital”, añade, “darse cuenta de que el dinero no tiene que servir para la especulación; debe estar al servicio de la economía real”.

En síntesis, de lo que se trata, según apunta Carrasco, es aumentar la calidad de vida de las personas, no hacer crecer los beneficios. “Está demostrado que la sostenibilidad es rentable y nuestro banco crece precisamente por eso. La cercanía con el cliente y compartir sus preocupaciones es decisivo para que confíen en ti”.

FUENTE:

El Diario Norte

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: