Las finanzas éticas como herramienta de empoderamiento de la mujer

arton775A fecha de hoy se han producido 93 feminicidios en todo el Estado español, mientras que durante todo el año 2014 hubo 126.742 denuncias por violencia machista. Desde varias entidades que trabajan por los derechos de la mujer señalan que el apoderamiento es la herramienta más potente para impedir que se den estos casos. Muchas de estas entidades trabajan con las finanzas éticas para invertir y financiar proyectos que trabajen para acabar con la discriminación de la mujer

Más allá de las 93 mujeres que han muerto a manos de sus maridos o ex-parejas, se cifran estos asesinatos en 800 casos desde el 2003. Paralelamente, los juzgados reciben, cada día, 266 denuncias por violencia de género, de las cuales poco más de un 60% acaban en condena, la cifra de mujeres que acuden al juzgado para denunciar estos casos es superior a hace dos años.

 

Para poner fin a esta lacra, un gran número de entidades, sobre todo con perspectiva de género, consideran el empoderamiento como el mejor camino para cortar de raíz estas problemáticas. Incluso artículos de la ONU, a Onuwomen, consideran que “las causas de la violencia contra las mujeres se basan en la discriminación”.

En este sentido, se reivindican las Finanzas Éticas y Alternativas como interesantes herramientas complementarias a los procesos de apoderamiento de las mujeres. Las Comunidades Autofinanciadas (CAF) son un ejemplo de estas herramientas. Se trata de pequeños sistemas financieros de carácter informal y a pequeña escala para personas excluidas del crédito tradicional. Algunas CAF, como un ejemplo concreto en Sevilla, han sido creadas por mujeres que han sufrido violencia de género y necesitan apoderarse, y así lo explica en un artículo Núria Mateos. Aún así, las finanzas éticas tienen que servir también, en la línea del ejemplo de Onuwomen, para atacar un sistema de discriminación, y evitar así que se produzcan estos casos.

Por otro lado, Oikocredit, como entidad de finanzas éticas orientada a ofrecer servicios a personas en riesgo de exclusión al Sur, trabaja en varios proyectos con perspectiva de género, que pretenden apoderar las mujeres en países de desarrollo y evitar la discriminación. Hay muchos ejemplos, pero dos de los más destacables son la Cooperativa de Ahorro y crédito Maimón (COOPMAIMON) , en la República Dominicana, o la Fundación Mujer de Costa Rica.

El caso de COOPMAIMON es una organización socia de Oikocredit que provee servicios financieros (crédito y ahorros), formación y programas a mujeres empresarias. Cuenta con más de 70.000 socios y socias, y un ejemplo fueron las dos hermanas Nancy y Fidelia Espinal, que pudieron abrir una empresa de transportes, Taxi Maimón, con la ayuda de su familia. De este modo, rompieron los roles de género, más en la República Dominicana donde aseguran que “hay una cultura muy masculinizada”.

La Fundación Mujer es, por su parte, una intermediaria microfinanciera que presta servicios a personas microempresáias, en gran parte a mujeres de Costa Rica. Además ofrece servicios de
banca colectiva a mujeres que no tienen garantías para solicitar los préstamos, así como otros servicios no financieros, de formación, autoestima y habilidades empresariales.

En el caso de microcréditos a países del Sur, hay que destacar que las mujeres acostumbran a ser mejores pagadoras de los préstamos que los hombres, pero más importando todavía su apoderamiento solo generar mayores efectos positivos en la mejora de la calidad de vida de sus comunidades y familias.

artículos relacionados

fuente

Constituida la asociación Red de Finanzas Alternativas y Solidarias

redA finales de febrero se firmó en  Sevilla el Acta de constitución de la ASOCIACION RED DE FINANZAS ALTERNATIVAS Y SOLIDARIAS, de ámbito estatal.

El acuerdo de constitución como asociación estatal se tomó en el “III Encuentro de Entidades de Finanzas Alternativas” que se celebró el pasado mes de septiembre de 2014 en El Puerto de Santa María (Cádiz).

Las organizaciones constituyentes de todo el estado español que dimensionan y dan fortaleza a esta economía alternativa y solidaria, las cuales a su vez integran a una base social de otras muchas organizaciones, son:

  • Asociación Fondo Solidario de El Puerto
  • Asociación Fondo de Solidaridad Paz y Esperanza
  • FIARE CYL (Asociación fomento de Iniciativas para la Articulación de la Responsabilidad Económica en Castilla y León)
  • IDEAS, S.C.A. (Iniciativas de Economía Alternativa y Solidaria, Sociedad Cooperativa Andaluza de Interés Social)
  • Asociación Banca Ética de Badajoz
  • Asociación Banca Alternativa de Mérida
  • FIDES (Asociación Finanzas como Instrumento de Desarrollo Solidario, Banca Ética
  • Fundación Acció Solidaria contra l’Atur
  • O Peto (Asociación por un Interés Solidario)
  • Asociacion REAS Navarra
  • Microfides (Fundación Microfinanzas y Desarrollo)

La construcción del derecho al crédito dentro de la esfera de los Derechos Humanos constituye el eje vertebrador y transversal de este modelo de economía alternativa y solidaria. La estrategia a desarrollar y los interlocutores necesarios serán los objetivos en esta primera fase del plan de acción.

La incorporación en esta Asociación de la “Fundación Fiare” es ya un hecho.

Sinergias en las finanzas éticas

La Asociación tendrá como objeto principal la coordinación del circuito de las finanzas locales alternativas y solidarias, la coordinación de las posibilidades y límites de la actividad parabancaria en el marco de las finanzas éticas, y su vinculación y sinergia en el sistema de finanzas éticas.

Promover la utilización del ahorro de personas solidarias para proyectos de economía social a través de ayudas reintegrables y otras alternativas sociales abarcarán desde el apoyo a empresas para el sostenimiento y la creación de empleo y autoempleo estables, hasta la cobertura de necesidades básicas en situación o riesgo de exclusión social.

Poner en valor las relaciones de confianza y compromiso entre las personas, constituyen así mismo la base de los mecanismos que regulan la construcción de una banca ética, dentro de los complejos mercados financieros, y dan un valor diferente a los recursos económicos.

DANDO VIDA A UNA IDEA. SOBERANÍA ALIMENTARIA.

dandovidaAUTOR/A: Emaús Fundación Social y EHNE Bizkaia

Queremos compartir con vosotras el último material elaborado por Emaús Fundación Social, en colaboración con EHNE-Bizkaia, y que lleva por título: Dando vida a una idea. Herramienta práctica para los procesos de viabilidad integral en experiencias económicas de Soberanía Alimentaria.

http:// www.emaus.com/es-ES/informate/publicaciones

Este material es fruto de la colaboración con diversos agentes relevantes en los ámbitos de la economía solidaria, el feminismo y la soberanía alimentaria. Han sido igualmente claves los aprendizajes extraídos de experiencias económicas, principalmente de Euskal Herria, así como algunas de ámbito estatal y brasileñas.

El objetivo de esta guía es convertirse en un material de consulta, orientación y apoyo a aquellas personas que tienen la intención de poner en marcha una experiencia económica  en el sector agroalimentario pero no desean hacerlo desde una marco capitalista; o a aquellas que ya están en marcha pero están pensando en introducir algún cambio en sus experiencias.

Pretende ser, en cierto sentido, una propuesta metodológica de creación, gestión y transformación de pequeñas empresas en el sector agroalimentario desde la perspectiva  de la Economía Solidaria y Economía Feminista.

APRENDIENDO A SER CONSUMIDORES RESPONSABLES

compra responsableEn un mundo cada vez más interconectado, las decisiones que se toman en un país no sólo repercuten en lo que ocurre en los territorios vecinos, a veces tienen un impacto directo en territorios remotos. Y no hablamos sólo de las decisiones de los políticos y las grandes empresas. A un campesino de Brasil no le importará lo más mínimo que vayas en coche a trabajar y no en bus, o que lleves a tus hijos a una escuela privada, pero cuando eliges un café y no otro en la estantería de un supermercado estás tomando una decisión que puede afectar a sus condiciones laborales, su economía e, incluso, la calidad del aire que respira.

Como llevan insistiendo desde 2012 las periodistas Laura Villadiego y Nazaret Castro (ambas colaboradoras de El Confidencial) en su blog Carro de Combate, en un mundo dominado por la economía, las decisiones que tomamos como consumidores tienen una repercusión política bastante mayor que la que tiene ir a votar cada cuatro años.

El consumo puede ser una forma de concienciarnos de cómo funciona el sistema económico y de las alternativas, más justas y humanas, que ya existen

Desde el blog, Villadiego y Castro han diseccionado los entresijos de las redes comerciales de todos los alimentos, materias primas y enseres que consumimos a diario, analizando su impacto laboral, medio ambiental y sanitario. Su trabajo se ha visto ahora reflejado en un libro, Carro de combate. Consumir es un acto político (Clave Intelectual), que resulta ser una completa guía de compra para el consumidor comprometido, con 20 informes pormenorizados que incluyen todo lo que debemos saber sobre nuestras adquisiciones más comunes. Sigue leyendo

Pásate a la banca ética

fiareSalva Solano preguntaba a principios de diciembre: ’¿Todavía tienes tu dinero en uno de “esos” bancos?’. Si deseas que tus ahorros se ajusten a una economía real y evitar que las entidades tradicionales especulen con ellos, entonces pásate a la banca ética. En España puedes elegir entre dos modelos: las que están supervisadas por el Banco de España y cuentan con un organigrama tradicional, como Triodos Bank o Colonya Caixa Pollença, o por bancas cooperativas o ciudadanas. La organización en las últimas es asamblearia y el voto de cada usuario vale igual, con independencia del capital invertido. Como ejemplos, Fiare (que recientemente ha obtenido la ficha bancaria), Coop-57 y Oikocredit.

Sigue leyendo

CURSO “ECONOMIA SOLIDARIA Y USO ETICO DEL DINERO “

cursoCURSO “ECONOMIA SOLIDARIA Y USO ETICO DEL DINERO “. Un año más la Asociación Financiación Solidaria, pone a disposición del público en general esta herramienta para conocer y profundizar en la economía solidaria y las finanzas eticas. MERECE LA PENA.
Más información
http://mercadosocial.konsumoresponsable.coop/…/curso-econom…

Es gratuito y con plazas limitadas.

Una escuela para debatir

som

Maria Muñoz – Hace tres años la cooperativa de energías renovables Som Energia decidió que los socios necesitaban un espacio para debatir, sobre todo conocerse cara a cara, más allá de los temas, siempre cerrados, que se podían hablar en las asambleas. Así nació la Escuela de Septiembre, que el próximo mes celebrará su tercera edición y que por primera vez sale de Cataluña, donde tiene su sede social esta cooperativa, que produce y comercializa energía eléctrica en todo el país. La cita para esta ocasión será Valencia.

“Es un espacio donde podemos debatir con más tiempo y sin los temas tan acotados que llevamos a las asambleas”, señala Marc Roselló, del equipo técnico. Las jornadas, que se celebrarán durante todo el fin de semana del 19 al 21 de septiembre, son el momento, afirma, para “informarnos y encontrarnos cara a cara los socios”. La entidad, que nació hace cuatro años, tiene ya más de 15.600 cooperativistas. El 60% está en Cataluña pero el número va creciendo por todo el país y ahora en comunidades como Madrid, Comunidad Valenciana, Baleares, Aragón y Navarra se concentran la gran mayoría del resto de socios. La última asamblea, celebrada el pasado julio, se retransmitió en directo en 14 sedes, por lo que la Escuela de Septiembre es la oportunidad para conocer en persona a todos esos socios que se ven solo a través de la tecnología. Sigue leyendo

Si quieres otra sociedad, consume diferente

consumo diferenteToño Hernández – Comisión de Moneda

“Los ciudadanos votan cada cuatro años (y no todos), los mercados cada día”. Ésta es una frase que sirve para justificar la supeditación de la política a la economía, y más concretamente a los mercados financieros especulativos. En la medida que, como consumidores y ahorradores, formamos parte del mercado, disponemos de cierta capacidad para favorecer unas u otras prácticas económicas según a quien “votemos” con nuestro acto de comprar. Es indudable que política y economía están muy entrelazadas, pero para que mande la primera sobre la segunda es necesario tener instrumentos que apuesten por la primacía de lo social.

El Mercado Social se configura como un proyecto político-económico de reagrupamiento de personas, empresas y organizaciones para disputar en mejores condiciones y de manera solidaria, la hegemonía al capitalismo en el terreno económico, en confluencia con otros movimientos sociales y políticos que rechazan la ideología dominante. En el nivel más básico, podemos decidir comprar en una gran superficie o en un pequeño comercio solidario; tener nuestros ahorros en la banca especulativa o en la banca ética y cooperativa; al contratar nuestra luz, podemos apostar por engordar a las grandes eléctricas o a comercializadoras cooperativas como Som Energía. Según lo que hagamos, estaremos concentrando el poder de decisión en los pocos de siempre o estaremos distribuyéndolo entre multitud de actores.

Pero el poder “disperso”, si no es consciente de sí mismo y de sus iguales, queda diluido y con escasa capacidad de incidencia. “La unión hace la fuerza”, y éste es el gran valor añadido del Mercado Social como lugar de encuentro. Además de la existencia de espacios de participación para que, en la medida de nuestras posibilidades, determinemos las prácticas y metodologías de otra forma de hacer economía. Tenemos asumida la necesidad de organizarnos para conseguir derechos, libertades y reivindicaciones, pero el capitalismo ha conseguido convencernos de que el mercado es un espacio perverso que lo “mancha” todo. Sigue leyendo

HAY esperanza, podemos hacer una sociedad distinta “Radicalmente Alternativa”

civiles2No hablamos de parches, de ligeros retoques o de matices. Se trata de construir una sociedad distinta, “radicalmente alternativa”. Los pasos para su consecución han constituido el objeto de trabajo durante años de un grupo de economistas descontentos. Con la utopía en el horizonte, pero pegados a la realidad, en lo que podemos hacer “aquí y ahora”. Lo que sigue es en que tratamos de hacer un retrato de una esperanza. Algunos ya han empezado.


Texto: Juan Luis Gallego.

Sí, pero ¿cómo? Esa es la pregunta contra la que choca una y otra vez el creciente rechazo del modelo capitalista actual. ¿Realmente es posible el cambio? ¿Hacia dónde? ¿Qué puedo hacer yo? El informe “Reflexionando sobre las alternativas” es, probablemente, el más serio intento de dar una respuesta elaborado hasta ahora. Obra del Seminari D´Economia Crítica Taifa –un grupo de economistas, pero no solo, descontentos con el enfoque económico dominante en las universidades actuales, “completamente monopolizadas por la corriente de pensamiento neoclásico y neoliberal”-, el estudio, de casi 300 páginas, es el fruto de años de trabajo afrontados con una vocación práctica y realista, “sin sueños falsos”. Es una propuesta para avanzar, dicen sus autores, “aquí y ahora”. No para poner parches al sistema actual.

Una reforma fiscal, una banca ética o una disminución de la jornada laboral, por ejemplo, son instrumentos, pero no constituyen una alternativa. De lo que se trata es de “subvertir la sociedad existente”, cuestionando su base, “el capitalismo”. Y, además, con una vocación integradora, capaz de vehicular hacia el mismo objetivo a todos los que compartan el fin último, sea cual sea su prioridad: si uno quiere salvar ballenas mientras otros luchan contra los desahucios, perfecto; probablemente ambos acabarán encontrándose al final del camino. Eso sí, en el proceso los métodos son tan importantes como el objetivo: debe ser una lucha de abajo a arriba, con procesos de toma de decisión colectivos y sin jerarquías.

Es tal su intención de realismo que los economistas de Taifa advierten de que, probablemente, nunca llegaremos a esa sociedad ideal –“utópica”, dicen-, pero no hay más remedio que avanzar hacia ella “porque la peor opción es continuar con lo que existe”. Y, además, es obligado hacerlo en una lucha condicionada por la realidad actual, en la que los que queremos el cambio “no tenemos el poder” y los partidos políticos y los sindicatos, si bien han jugado un papel fundamental en determinados contextos históricos, ahora son “agentes muy debilitados del cambio social”.

Hay, por tanto, que vencer al capitalismo desde el capitalismo, con las contradicciones que eso conlleva. Este artículo no es más que un resumen de ese trabajo, un intento por definición simplista de compendiar en unas pocas ideas lo que, a todas luces, constituye un camino hacia la esperanza y una invitación a la lucha.

1 El punto de partida

El informe de Taifa parte de la base de que “el capitalismo en el que vivimos supone básicamente una sociedad injusta y depredadora, que ha fracasado socialmente, ha hecho colapsar la idea de democracia y se ha manifestado inviable ecológicamente”. No caben, por tanto, “medidas parciales, con instrumentos paliativos y de reforma que aligeren las injusticias y desigualdades que engendra la dinámica de acumulación propia del capitalismo, con intentos de racionalizarla o humanizarla”. Sigue leyendo

Campaña #DESOLBEDIENCIA “Creando justicia social y sostenibilidad”

desolbedienciaBASTA¡¡

Queremos luchar eficazmente contra el cambio climático. Queremos que el planeta y los derechos de las personas se coloquen por delante del beneficio económico. El Gobierno, al dictado del Oligopolio energético, acaba de aprobar una reforma del sector eléctrico con un único objetivo: reforzar el modelo energético contaminante, peligroso, centralizado y despilfarrador. Es la ley del más fuerte y por eso se incluyen medidas tan irracionales como las siguientes:

Aumento del 63% en el término de potencia (fijo), la cantidad que pagamos en nuestra factura eléctrica aunque el consumo sea cero. ¿Para qué? Para hacer menos atractivas las medidas de eficiencia y ahorro.
Imposibilitan el autoconsumo eléctrico. Se propone la regulación más restrictiva del mundo, con peajes desproporcionados y sin posibilidad de compensar kWh con la red, justo cuando ya es viable generar electricidad con pequeñas instalaciones. ¡Quieren frenar el desarrollo de las renovables a nivel doméstico y de la ciudadanía! ¡No quieren democratizar la energía!
Rematan las instalaciones renovables existentes que recibían un precio primado por la electricidad producida. Cambian las condiciones económicas a personas que invirtieron, con la garantía del Gobierno, una vez que ya no pueden echarse atrás. Muchas de las instalaciones terminarán en manos del SAREB (banco malo), del que el Oligopolio forma parte del accionariado… Un fraude con la garantía del Estado.

Sigue leyendo